Fin del Verano


Ya llegó el fin del verano y mi serie de lectura de foodoirs ha concluido. Como se habrá dado cuenta, querido lector, voy un poco atrasada con mis reseñas, y me siento “terrible.” Más que nada porque es mi objetivo escribir más seguido, y parece que cuando lo anuncio a los cuatro vientos es cuando menos sucede. De cualquier manera,  estoy a un par de días de terminar el último de los cuatro libros. Esta actualización no significa que no escribiré las reseñas. Me reporto por si alguien se preguntaba que pasa conmigo, como mi amigo Pakis que me escribió un correo diciendo que en todos los años que tiene de conocerme nunca me había desaparecido por tanto tiempo… ups… el verano sí que ha estado ocupado. Y la verdad es que a veces pienso que soy alérgica al escritorio después de las horas de oficina. Además, atribuyo mi falta de escritura a un síndrome de perfeccionismo inútil, que es mi objetivo eliminar.

Bueno, ya que estoy por aquí, déjeme decirle que el verano estuvo maravilloso, con visitas de cerca y de lejos, con una visita a Las Vegas, con muchas horas de playa, con una boda y su respectiva despedida de soltera, muchas horas de alberca (gracias Parks & Recreation por la alberca pública en la calle Q), reuniones en la casa, y la sorpresa de que mi hermana Pris se mudó a Nueva York. Después de vivir siete años con cero familiares a la redonda o tan cerca como comprar un pasaje de autobús de 39 dólares (compárese con el precio del boleto de avión a México) esto por supuesto amerita visitarla dos veces al mes, así que ya puede imaginarse en dónde he estado. Las cinco o cuatro horas y media de ida más las cinco o cuatro horas y media de regreso valen la pena, y tantas horas vacías son el mejor incentivo para leer cuando no hay nada más que hacer entre las cuatro paredes del autobús. Tal vez esa es la única razón por la que estoy a punto de terminar de leer Kitchen Confidential.

También, para ocuparme un poquito más, accedí a hacer el análisis de datos para una tesis que estudia el uso de energía. Como es bien sabido entre los investigadores y los estudiantes de posgrado, el proceso investigativo nunca es tan directo como uno se lo quiere imaginar. El intercambio de correos con enmiendas y cambios de parecer no tienen límite hasta que se llega a la fecha de entrega, que gracias a Dios, fue hoy.

Mi último pretexto es que, como puede ver, actualicé la imagen del blog y ahora una entrada sin fotografía no tiene sentido. Así que además de escribir las reseñas, en mi lista de pendientes también está tomar una buena fotografía para las entradas. Estaba pensando buscar una receta relacionada con el tema del libro o del libro (en el caso de My Berlin Kitrchen) o aunque sea una que ni esté relacionada pero que este rica.

Me gustó la serie de lectura. Quiero repetirla el próximo verano, con menos retrasos … :) estaba pensado escoger libros sobre comida y la justicia social. Mientras tanto a disfrutar el otoño.

En esta entrada, unas fotos del mi visita al mercado la semana pasada….

3 thoughts on “Fin del Verano

  1. Beautiful post, Clau! (I used the translate function haha).

    I miss you so much and have been thinking of you a lot lately with your visit on the horizon. I am so happy your sister is in NY close to you, and I’m so happy that I’ll get to see you soon too.

    Hugs & Kisses,

    Allison

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s